Como padres también tenemos expectativas, deseos y necesidades de las escuelas de nuestros hijos, pero éstas no siempre son tomadas en cuenta por las instituciones.

Leer más

Hay buenas noticias al respecto de esta preocupación, pues la  reforma educativa en México ha incluido el desarrollo de estas competencias sociales dentro de la formación educativa.  Este concepto se relaciona con las capacidades que forman los alumnos en función de volverse más autónomos, críticos y propositivos de su contexto.  Los acerca a mantener sus habilidades creativas para la interpretación y resolución de los diferentes problemas que enfrentan y genera así un movimiento estratégico en la formación.

Leer más

Como padres, nos preocupa que nuestros hijos logren tener amigos, que sepan jugar de manera justa, que si algún compañero los molesta, sepan defenderse y por último que puedan expresar lo que quieren, sin tener que hacer un berrinche.  Cuando vamos a un restaurant, siempre nos fijamos si logra relacionarse con otros niños en el área de juegos; en las fiestas de compañeritos, nos fijamos si cuando juega es aceptado por sus compañeros y logra resolver sus conflictos sin venir llorando con nosotros.

Leer más