¿Qué puede hacer bueno a mi hijo en matemáticas?

11 de abril de 2017 / Por Sausan Burshan

 1, 2, 3,.....la diversión de aprender el concepto numérico

"¡Mi hijo es un genio, ya cuenta hasta 20!"

"¡El mío ya hasta el 50!"

"¡Mi hija ya escribe hasta el 15!"

Estos son comentarios que muchas veces escuchamos en las pláticas entre papás sobre los aprendizajes matemáticos de sus hijos. Pero ¿saber de memoria la “serie numérica” o los “símbolos numéricos” significa que el niño ya construyó el concepto numérico? O sea, mi hijo que cuenta hasta el 20, ¿sabe cuánto vale “nueve"? ¿Cómo puedo saber esto?

 ¿Cómo se construye el concepto numérico?

k3 A 29 sept Repartiendo (1).jpgSegún Piaget, la construcción del concepto numérico, implica saber más allá de la serie numérica y símbolos que representan los números, “nueve” o “9”, pues estos aprendizajes son adquiridos socialmente. La construcción del concepto numérico requiere también la construcción de conocimientos lógico-matemáticos, conceptos, como son: el orden, la jerarquía de inclusión y la conservación.

 ¿Qué significa el concepto de orden?

Cuando contamos objetos entendemos que tenemos que contar todos solo una vez y sin saltar ninguno. Por ejemplo, si frente a la mesa le pedimos a nuestro hijo que cuente cuántos tenedores hay, o cuantos vasos necesitamos por todos los que están sentados para comer; cuando ya han construido el concepto de orden, logran no saltarse ninguna persona\tenedor, ni contar dos veces la misma persona\tenedor.

¿Qué es la jerarquía de inclusión?

Cuando decimos la palabra “nueve” entendemos que no se está refiriendo a el noveno objeto (el noveno tenedor), sino que dentro de ese “nueve” esta todo un conjunto, el “nueve” incluye “ocho”, “siete”, etc.  Por ejemplo, si jugamos a contar cuántas galletas hay en un plato y después de contarlas le preguntamos a nuestro hijo: ¿me muestras“nueve ”?  y él hace una agrupación… separando 9, entonces tiene jerarquia de inclusión.  Pero si aún no ha logrado la jerarquía de inclusión, nuestro hijo señalará la galleta “número nueve” frente a esa pregunta.

Eso de conservación, ¿es como la conservación de los alimentos?  

La conservación en matemáticas, tiene que ver con sostener\mantener, así que no es tan lejana tu hipótesis.  Ésta se da cuando entendemos que el número de objetos no depende del tamaño del objeto ni la disposición (por ejemplo: distancia entre) de los objetos.  Los niños que han logrado construir este concepto, saben que sus 7 muñecas, siguen siendo siete aunque estén más alejadas unas de otras en una fila; en cambio, los niños que aun no logran este pensamiento, tienen la idea que al ver la fila de muñecas más larga, esto puede ser un indicador de que son más de siete.

Los primeros dos conceptos normalmente se trabajan y construyen entre los 4 y 5 años, mientras que el concepto de conservación normalmente se consolida alrededor de los 6 años. Pero es importante entender que en nuestros hijos estos rangos pueden variar y no significa necesariamente que tiene un problema o una dificultad frente a las matemáticas.

Cuando los niños han construido estos conceptos además de los conocimientos sociales (serie numérica y símbolos numéricos) pueden ya usar estos conocimientos para construir estrategias diferentes en la resolución de problemas matemáticos sencillos y otros conceptos lógico-matemáticos.

Pero estos conceptos no se pueden enseñar directamente, pues no es algo que puedan memorizar, sino que tienen que construir un análisis alrededor de los números, por lo que es un conocimiento lógico-matemático. Pero esto significa que ¿se dará sólo en mi hijo?, ¿no puedo hacer nada por ayudarlo?

¿Qué podemos hacer en la casa para favorecer la construcción de estos conceptos, y por añadidura el concepto numérico?

IMG_2010.jpgHay varias estrategias que podemos usar:

  • Jugar juegos que impliquen contar: 
    • Serpientes y escaleras, el juego de la oca, cualquier juego donde hay que tirar un dado, para obtener el número de casillas que podemos avanzar.
    • Memoramas donde hay que contar las figuras (recordar la posición de la tarjeta) y buscar dos cantidades iguales. Hay que iniciar con pocas cartas de cantidades pequeñas e ir agregando más poco a poco. Después pueden usar tarjetas que los pares impliquen correlacionar el dibujo de 5 puntitos y la otra tarjeta el número 5.
  • Invitar a contar y comparar cosas:
    • “¿Cuantos M&Ms tienes? ¿Quién tiene más tú o yo?
    • “Mira papá y tú ¡tienen muchas estampas de futbol! ¿Cuántas tienes? ¿Quién tiene más?”
  • Invitar a los niños a ayudar en casa:
    • Poner la mesa o repartir cosas – por ejemplo, si le pedimos a nuestro hijo “¿Puedes poner 1 tenedor a un lado de cada plato en la mesa?” y lo invitamos a contar los platos a través de la pregunta “¿Cuantos tenedores vas a necesitar?” Al inicio va hacer un viaje para cada tenedor, después (dependiendo de la edad) va a contar los platos y tomar los tenedores que necesita.
    • Cocinar – si lo invitamos a cocinar hay que escoger recetas que impliquen el conteo, por ejemplo: hay que contar los ingredientes, “3 huevos”.
  • Llévalos de compras:
IMG_3497.jpg
  • Invitarles a elegir cosas que necesitan en el supermercado, por ejemplo, “¿Puedes tomar 6 naranjas?” “¿Ahora, puedes pasarme 4 cajas de leche?”    
  • Darles monedas de $1 para que ellos puedan comprar algo chico (que no cueste más de $10). Por ejemplo, si mi hijo a escogido un dulce que cuesta $8, que cuente hasta 8 monedas de $1 para entregar al cajero. Si el ítem tiene centavos tú complementas con tu dinero lo necesario, para que tu hijo pueda contar un número cerrado.

 Dos puntos importantes para recordar en la implementación de estas estrategias:

  1. Todas tienen que ser placenteras para los niños y también para nosotros, si no lo disfrutan, entonces puedes afectar la disponibilidad de tu hijo para aprender matemáticas.
  2. Cada niño tiene su propio ritmo de desarrollo, no hay que forzar una reacción “correcta”.

Estar conscientes de como construyen nuestros hijos el concepto numérico, nos permite entender que cada uno puede ser un genio matemático a través de sus propios procesos de aprendizaje y especialmente a través de gozar las matemáticas en nuestra vida diaria.

Entonces, 1, 2, 3….¡¡Comencemos a divertirnos con el concepto numérico!! 

 Conoce más de  Nuestro método educativo

Sausan Burshan

Escrito por Sausan Burshan