Las 6 consideraciones más importantes para elegir la primaria de nuestro hijo.

15 de junio de 2017 / Por Ana María Munguía

Iniciar la educación primaria es un cambio muy importante para el niño y la familia. Muchos  especialistas consideran de gran importancia el primer grado ya que  impacta en la trayectoria  educativa de los niños; referenciando a la lecto-escritura como un aprendizaje clave que definirá su desenvolvimiento escolar futuro.

En esta etapa, las expectativas de los padres hacia la escuela marcan una clara diferencia entre lo que esperan del preescolar y lo esperado de la primaria.

Cierto es que empezar primer grado es muy importante  para toda la familia pues a nivel de desarrollo del niño se ven culminados ciertos procesos (ejemplo de ello es el lenguaje expresivo o las habilidades motoras) y se inician nuevos relacionados con la autonomía y  la construcción  de habilidades y aptitudes que le servirán para la adquisición del conocimiento; esto aunado a que  socialmente, la primaria es vista como el inicio formal de la educación.

Si bien, en este grado  se le da relevancia al proceso de adquisición de la lecto escritura, existen otras  habilidades y aprendizajes  muy importantes que se desarrollan en este momento; es por ello que para nosotros como padres darnos a la tarea de analizar las diferentes propuestas educativas antes de tomar una decisión de cuál es la más conveniente.

En Ágora Comunidad Educativa se favorece el desarrollo de estas habilidades a través de las siguientes experiencias:

  1. Experiencias donde se planteen diferentes perspectivas en torno a un acontecimiento, dándole la oportunidad a los integrantes del grupo de compartir sus puntos de vista en donde cada uno se sienta incluido y pueda reconocerse como co-constructor del aprendizaje.

IMG_0202.jpgPor ejemplo, en una generación de primero, el grupo manifestó interés por entender cómo sus piernas lograban moverse para poder correr, por lo que comienzan a hacer hipótesis sobre cómo está formado el hueso: había quienes pensaban que el hueso era uno solo de la cadera hasta el pie, había quienes decían que eso no era posible, pues la pierna se flexionaba, entonces seguro eran dos huesos, pero también habían los niños que proponían que no podían ser solo los dos huesos, sino que debía haber algo en medio que fuera redondo, que permitiera la unión y flexión de la pierna. 

Esta riqueza de pensamientos es justo lo que marca una diferencia en el trabajo cotidiano.

  1. Experiencias que favorezcan  trabajar en  pequeños grupos ya sea para lograr un bien común o resolver un problema,  reconociendo la fuerza que se tiene al descubrir el saber en compañía y el beneficio obtenido al  tomar en cuenta las diferentes estrategias  propuestas, que a la larga les permitirá contar con un abanico de posibilidades para la resolución de problemas.

Por ejemplo, durante la clase de matemáticas, la maestra propone el siguiente problema: “Ana María tiene 6 muñecas y quiere comprarle zapatos nuevos, ¿cuántos pares necesita?” Frente al problema los alumnos Juan, Pepe y Lucía responden: “12”; Jaime, Andrea y Cristina responden “6” y finalmente Pedro dice: ¨Yo creo que 3”.  Ante esa diversidad, la maestra pide a los alumnos que expliquen cómo llegaron a su respuesta.  En el proceso de recontar los pasos que diste para resolver el problema, muchas veces puedes reconocer si algo te hizo falta, igual los compañeros que te escuchan pueden reconocer lo que ellos hicieron y no hicieron en el proceso. 

Frente a esta diversidad la maestra abre la posibilidad de que los niños se autocorrijan y logren entender mejor sus estrategias matemáticas.

  1. Experiencias que propicien el interés  comunicativo a través del cual seActing and writing verbs we can do! (4).jpg consolida la adquisición de la lecto-escritura, reconociéndola como una manera efectiva de comunicarse, invitando al alumno dentro de este aprendizaje  a convertirse en un lector y escritor activo.

Por ejemplo, la maestra invita a los alumnos a escribir un cuento sobre sus vacaciones de pascua, con ilustraciones y texto.  Estos cuentos, son colocados en el salón para que los compañeros puedan leerlos.  José decide tomar el cuento de Ana y comienza a leerlo en voz alta, Ana al escuchar su cuento se acerca, pero se extraña de que cuando José está leyendo, su cuento no suena como ella lo imaginó, se preocupa, porque algo que ella había descrito en el cuento como algo muy emocionante, sonaba aburrido, entonces le pide a José el cuento, lo revisa y no entiende por qué cuando ella lo lee vuelve a sonar emocionante…

Este suceso abre la puerta al maestro de hablar de la importancia de los signos de puntuación, los cuales nos sirven para que cuando alguien más lea nuestro texto, este suene más parecido a cómo queríamos contarlo nosotros.

  1. Experiencias que propicien el uso de las matemáticas en un ambiente en el que puedan poner en práctica diferentes operaciones y resolviendo problemas que se presentan en la vida diaria a través de actividades de cocina, construcción, etc.

Por ejemplo, la maestra invita a los niños a cocinar pizza.  Si queremos que a cada alumno le toque una rebanada, tenemos que calcular, cuántas rebanadas sacaremos de cada pizza.  Cuántas pizzas necesitamos en total y por ende, cuanto necesitaremos de salsa y queso.

Finalmente los alumnos después de calcular, van a la cocina y ponen en práctica las cantidades propuestas, logrando afirmar o corregir sus hipótesis.

De esta manera permitimos que las matemáticas sean construidas y no memorizadas, cuyo beneficio a la largas será que los chicos experimenten diferentes maneras de resolución.

  1. Experiencias que motiven la curiosidad y la búsqueda de respuestas observando, analizando, generando hipótesis y teorías compartidas que los inviten  a la investigación.

Durante el lunch, un grupo de alumnos de primero de primaria descubren en el tronco de un árbol una babosa que estaba “escondida”, le sorprendió a los niños observar que tenia los mismos colores y “patrones” del tronco, por lo que si no te fijabas bien, pensabas que no estaba ahí.  Después de este descubrimiento, surgió en los alumnos la duda de si “camuflarse” sería lo mismo que “esconderse” o “mimetizarse”.  Al día siguiente la maestra, lleva al salón una serie de fotografías de diferentes ambientes que podrían ayudar a los niños a ampliar esta discusión y comenzar a investigar más sobre este tema.

La capacidad del maestro de reconocer en este hecho fortuito una buena oportunidad para hablar sobre el lenguaje y sus significados, así como poder retomar conceptos relacionados al medio ambiente, la supervivencia, etc; es fundamental para que los procesos de investigación respondan a dudas genuinas de los alumnos.

  1. Experiencias en las cuales el ejercicio de la escucha y el dialogo sean el pilar para la resolución de conflictos sociales entendiendo que hay  vías para ponernos de acuerdo, y que la diferencia siempre es una oportunidad de encuentro entre varias ideas que nos enriquecen como seres humanos.

Este trabajo requiere que el docente invierta tiempo en promover el diálogo entre los alumnos, buscando abrir espacios en donde puedan expresar sus sentimientos y deseos, generando así una oportunidad de construir acuerdos en común.

El tener contacto con estas experiencias en esta etapa del desarrollo  favorece que los chicos sean críticos, creativos, propositivos, curiosos, empáticos, etc; lo que se verá reflejado en toda su trayectoria educativa, en su desempeño laboral y en la formación de una mejor sociedad.

 Conoce más de  Nuestro método educativo

Ana María Munguía

Escrito por Ana María Munguía