Cómo apoyar a nuestros hijos con el desarrollo del inglés en casa

22 de marzo de 2018 / Por Craig Thomas

Tanto los maestros como los padres tienen el mismo objetivo para los estudiantes que están aprendiendo un segundo idioma: ser bilingües. Lo que es cierto para los estudiantes es que cuanto más contacto tienen, más aprenden. Mientras los maestros preparan clases para que los estudiantes tengan una variedad de experiencias y reciban instrucción directa podemos llegar a preguntarnos ¿cómo pueden los padres continuar este proceso fuera de la escuela? Además, ¿qué sucede con los padres que no son bilingües?

Una comprensión clara del proceso de la adquisición del lenguaje es esencial para todos los participantes que están dispuestos a ayudar. Los estudiantes no sólo se vuelven bilingües de un día a otro y no pueden aprender solo una cosa que los hace bilingües. Ser bilingüe requiere primero una comprensión de muchos conceptos basados en la gramática y la fonética, así como las diferentes habilidades que necesitan desarrollar e implementar como hablar, leer, escuchar y escribir. Luego, los estudiantes pueden comenzar a entender y aplicar cómo se usa el lenguaje con su compleja variedad de expresiones, frases y estructuras.

Los siguientes consejos y estrategias son para que los estudiantes practiquen inglés fuera de la escuela, no para aprender el idioma. Esto entonces quita la responsabilidad de los padres que no son bilingües. También es una lista que permite a los estudiantes practicar y desarrollar ciertas habilidades que serán beneficiosas en el salón y les Creating scary Halloween stories (2).jpgayudará a a ser más sobresalientes en el idioma inglés.

1. Ver la televisión: Trabajar la escucha, la lectura, el vocabulario y el uso del inglés

Mientras que la televisión puede no ser la opción favorita para algunas familias, puede ser una gran ayuda para ayudar a los estudiantes. Ver televisión en inglés es recomendado para que los estudiantes mejoren sus habilidades de escucha y observen cómo el lenguaje puede ser usado en diferentes situaciones. Dado que los hogares de la mayoría de los estudiantes no son ambientes de inglés, la televisión ofrece tiempo para que los estudiantes escuchen a hablantes nativos de inglés fuera de la escuela y para tener una idea de las velocidades regulares de la lengua. Para los estudiantes que no les gusta ver la televisión en inglés, pueden elegir programas o películas que ya han visto muchas veces en su idioma nativo y casi recitar el diálogo completo. Ya que entienden los temas, las nuevas palabras que escuchan en inglés parecerán más fáciles de seguir. Los estudiantes mayores que estén cómodos leyendo siempre deben ver la televisión con subtítulos en inglés, tanto si el audio está en español o inglés. Esto ayuda a crear un apoyo visual del lenguaje escrito mientras se hace la memorización más fácil.

2. Música: Para trabajar la escucha, el vocabulario, la fluidez y la pronunciación al hablar

La música puede no ser la mejor fuente para estudiar las estructuras gramaticales, pero es una manera divertida de practicar otras habilidades importantes de escuchar y hablar para la fluidez y pronunciación. La mayoría de los niños aman la música y pueden cantar fácilmente. Esta actividad es como un ejercicio de la boca y la lengua, mejorando la velocidad, la precisión y el ritmo del inglés. También desarrolla habilidades de escucha para seguir e identificar los sonidos y las palabras de las letras. Cantar es divertido, pero ¿mo pueden los padres motivar a sus hijos a usarlo como una herramienta? En primer lugar, los estudiantes deben tener una copia impresa de las letras para que sigan lo que escuchan y hacer la conexión visual con el audio. En segundo lugar, los estudiantes deben ser invitados a investigar las palabras de las letras que no entienden. GUESSING THE SOUND OF THE STAR (4).jpg
En el futuro, son más propensos a mantener estas palabras memorizadas por la conexión que construyen del significado con la canción. Finalmente, pueden grabar ellos mismos.
Todos los teléfonos celulares tienen la opción de micrófono y son útiles para que los estudiantes se escuchen y corrijan.  

3. Juegos Tecnológicos: Para trabajar el vocabulario y lectura

Hay muchas opciones hoy en día para que los estudiantes tengan contacto con la tecnología y todos ellos tienen acceso a diferentes juegos que pueden apoyar el aprendizaje. Tabletas, computadoras y teléfonos celulares son los intereses más recientes para la mayoría de los niños y todas las plataformas tienen sus tiendas llenas de juegos. Después de realizar una búsqueda simple de juegos de vocabulario en inglés, los estudiantes tendrán horas de entretenimiento y oportunidades de aprendizaje. Los estudiantes mayores pueden descargar juegos más desafiantes que mejor se adapten a sus intereses.

 

Estas son tres recomendaciones sencillas que cualquier familia puede implementar en su hogar sean bilingües o no. Son perfectos para mantener el nivel de frustración de los estudiantes bajo y el interés alto en una segunda lengua. Lo que es importante para cada opción es que sea divertido e interesante para los estudiantes porque mientras ellos estén disfrutando las actividades, no se darán cuenta de que están estudiando y practicando un segundo idioma.

 

 Conoce más de  Nuestro método educativo

Craig Thomas

Escrito por Craig Thomas